Zonificación geotécnica del municipio de Centro Tabasco México

Zonificación geotécnica del municipio de Centro, Tabasco, México

1    INTRODUCCIÓN

1.1    Antecedentes

El conocimiento que actualmente se tiene sobre el subsuelo del Municipio de Centro es limitado, por lo que generalmente para la elaboración de proyectos de infraestructura solo es posible recurrir a mapas geológicos enfocados a la exploración minera y petrolera, que carecen de información cuantitativa sobre las propiedades geotécnicas (índices, geométricas y mecánicas) del subsuelo.

De los estudios previos sobre el subsuelo del Municipio de Centro, del estado de Tabasco, (realizados principalmente con fines geológicos) destacan los siguientes:

En 1958, Contreras V. H., realizó trabajos exploratorios en la parte central del estado de Tabasco, detectando la presencia de aceite en el Mioceno Inferior. Los resultados los presenta en el trabajo titulado “Resumen de la geología de la parte media del estado de Tabasco y del norte del estado de Chiapas”.

En 1976, Espinosa L. realiza un estudio de las características geológicas e ingenieriles del subsuelo de las áreas urbanizadas de Villahermosa para esa época. El autor elabora un mapa de zonificación geológica dividiendo a la zona en dos formaciones: i) Depósitos clásticos del Terciario (Tc), formando lomeríos y ii) Depósitos fluvio-lacustres del Cuaternario (Qal).

En 1983, el INEGI edita la carta geológica Villahermosa, clave E15-8, escala 1:250,000, y propone una columna estratigráfica del Triásico al Reciente.

En 1995, se presentó la segunda versión del Reglamento de Construcciones del Municipio del Centro, Tabasco, donde se incluye en el Artículo No. 224 una clasificación de los tipos de terreno, atendiendo a su rigidez:

  • Tipo I. Terreno firme: arcilla firme, arenas compactas, areniscas medianamente cementadas y cementadas y suelos de formación rocosa
  • Tipo II. Suelo medianamente firme: Limos medianamente firmes, arenas semi-compactas y arcillas medianamente firmes
  • Tipo III. Suelos blandos: arenas muy sueltas y sueltas, arcillas muy blandas y blandas, y limos muy blandos, blandos y semi-compactos.

No obstante, se observa que dicha clasificación es general, subjetiva y limitada. Asimismo presenta el inconveniente de no incluir dentro del reglamento, un mapa de zonificación donde se indique la localización de los tipos de terreno señalados.

En 1991, De la Cruz R. V. y Peña R. H. elaboran un informe interno para Petróleos Mexicanos (“Informe Geológico No. 948 Zona Sureste. Prospecto Villahermosa”) en el cual compilan y analizan 95 informes de geología superficial y 65 columnas de pozos exploratorios, dentro del área que cubre la carta Villahermosa.

De los estudios existentes sobre el subsuelo en esta región, se concluye que la región es una zona de llanuras costeras donde la estratigrafía incluye arcillas, arenas y gravas provenientes de la meteorización de rocas sedimentarias, con edades desde el Mioceno al Reciente, sin embargo, dicha información no es suficiente para realizar la caracterización geotécnica del municipio para fines de reglamentación de obras de ingeniería civil.

1.2    Justificación

En general, no es aceptable conformarse con el conocimiento que actualmente se tiene sobre el subsuelo del municipio de Centro ya que tradicionalmente, su descripción se ha basado en la interpretación de la información proveniente de exploraciones geotécnicas para elaborar perfiles y cortes tradicionales construidos en forma intuitiva, por lo que contienen un grado considerable de subjetividad. En muchos casos, estas representaciones no son totalmente satisfactorias, debido a la variación espacial de la estratigrafía en el estado. Dicho de otra manera las propiedades índices, geométricas y mecánicas del suelo son aleatorias y varían alrededor de un valor medio con determinada dispersión.

Por tanto, para obtener una representación cuantitativa de la incertidumbre de estimación de las propiedades de los suelos, se debe recurrir al análisis geoestadístico de los resultados de las pruebas de campo y de laboratorio (Auvinet, 1998; Tenorio, 2013, entre otros).

Por otro lado, las nuevas necesidades en materia de generación, organización e interpretación de la información geológica-geotécnica sobre la entidad cada vez son mayores, debido principalmente a: i) la paulatina extensión de la zona urbanizada sobre las zonas inestables de las márgenes de los ríos y hacia otros puntos de la ciudad, originada por el acelerado crecimiento demográfico y ii) las recurrentes inundaciones que sufren los tabasqueños año con año. Esta situación ha propiciado la construcción de obras de ingeniería cada vez más ambiciosas (edificios de altura considerable, vías de comunicación, grandes obras hidráulicas como bordos de protección, entre otras); sin embargo, el subsuelo de este municipio presenta características geotécnicas excepcionales que deben tomarse en cuenta en el diseño y construcción de las diferentes estructuras, ya que dificultan considerablemente la labor de los ingenieros; los relacionados con el ordenamiento territorial, los cientos de kilómetros de bordos de protección fallidos, agrietamiento y hundimientos de obras viales, edificaciones, entre otras subrayan la necesidad de contar con una zonificación geotécnica que ayude a normalizar y regular el diseño de sus infraestructuras, así como advertir el comportamiento inadecuado de las mismas.

1.3 El objetivo

El objetivo general del presente trabajo es subdividir el Municipio del Centro en regiones geotécnicas relativamente homogéneas en términos del tipo, distribución de materiales y propiedades índice, de resistencia y deformación que los distinguen. Con base en los resultados obtenidos se emitirá una propuesta de normas y criterios generales para la planeación urbana, investigación del subsuelo, diseño estructural y geotécnico de las cimentaciones.

2    DESCRIPCIÓN DEL ÁREA DE ESTUDIO

2.1    Delimitación de la zona de estudio

El área de estudio cuenta con una superficie aproximada de 1,710 km2, el cual se dividió estratégicamente en cinco polígonos o frentes de trabajo: Zona Central, Zona Norte, Zona Oriente, Zona Poniente y Zona Sur (Figura 1).

 

Figura 1. Área de estudio divida en 5 frentes de trabajo

2.2    Cartografía

Para ubicar los sondeos geotécnicos disponibles y ejecutados, se empleó la información vectorial en formato digital, editada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), correspondiente al Municipio de Centro, Tabasco. Esta información consiste en mapas urbanos donde se definen calles, avenidas principales, ríos y lagos (Figura 2). Los mapas están referenciados geográficamente en el sistema de coordenadas Universal Transversal de Mercator (UTM).

2.3    Topografía

La topografía proporciona información que permite definir los principales rasgos de relieve (abrupto, suave y plano, promontorios, áreas de inundación, entre otros) de cualquier extensión territorial. Para fines de caracterización geotécnica, la topografía puede contribuir en la definición de fronteras de las diferentes zonas geotécnicas identificadas.

Tradicionalmente la representación del relieve se ha realizado haciendo uso de las curvas de nivel ya que proporciona información precisa; sin embargo, esta técnica no proporciona una visión conjunta del relieve. Actualmente, la informática ha proporcionado nuevas herramientas que ayudan a describir el relieve de una zona de mejor forma, mediante la elaboración de modelos topográficos generados a partir de un conjunto de datos numéricos que representan la distribución espacial de la altitud de la superficie terrestre. Este tipo de modelos topográficos, se conocen como Modelos Digitales de Elevaciones (MDE). Para este trabajo se elaboró un MDE de la zona de estudio, a partir del cual se generó un Modelo de Relieve Sombreado (Figura 3) en el Laboratorio de Geoinformática de la empresa SOILSOLUTION S.A. de C.V., mediante el cual se puede apreciar que el área de estudio no presenta fuertes irregularidades topográficas

cartografia digital geotecnia

 

Figura 2. Cartografía digital del área de estudio

relieve area de estudio geotecnia

 

Figura 3. Modelo de relieve sombreado del área de estudio

 


¿Necesitas reducir el drama?


3    METODOLOGÍA GENERAL

La metodología empleada para la zonificación geotécnica está compuesta por cinco etapas principales (Figura 4). A continuación, se presenta una breve descripción de cada una de ellas.

metodologia de trabajao geotecnia

 

Figura 4. Metodología de trabajo

3.1    Recopilación y procesamiento de la información

En esta etapa se realizó una recopilación y revisión de la información geotécnica e hidráulica disponible. Se logró recopilar cerca de 72 estudios de mecánica de suelos, de los cuales se obtuvieron 248 sondeos a diferentes profundidades, así como resultados de registros eléctricos realizados en 39 pozos perforados a más de 200m de profundidad para extraer el vital líquido del subsuelo y dotar de agua potable en algunos puntos del municipio.

Se realizó una investigación histórica tanto del uso pasado del suelo para identificar rellenos artificiales como de los antiguos cauces de los ríos, ambos sirvieron para poder explicar y diferenciar anomalías geotécnicas en ciertas zonas del municipio.

La información de los sondeos geotécnicos recopilados y complementarios, así como de los registros eléctricos, se almacenaron en un Sistema de Información Geográfica (Figura 5).

A partir de la información recabada, se planeó la campaña de exploración de los sondeos complementarios

3.2    Estudio de geotecnia

Se realizaron 84 sondeos complementarios de penetración estándar (SPT) con recuperación continua de muestras alteradas hasta una profundidad máxima de 30.0m o hasta encontrar el estrato firme (N15>50 golpes) en 5.0m continuos, de acuerdo a las normas ASTM D1586.

Asimismo se realizaron cerca de 40 sondeos de penetración dinámica superpesada (DPSH-B, UNE EN ISO-22476) los cuales sirvieron para delimitar las fronteras de las diferentes zonas encontradas en menos tiempo y a menor costo.

A las muestras extraídas de la campaña de exploración se les determinaron sus propiedades índice. A partir de los trabajos de campo y laboratorio, se elaboraron los perfiles estratigráficos del subsuelo.

distribucion espacial estudio geotecnia

 

Figura 5. Distribución espacial de algunos de los sondeos geoténicos disponibles (332 sondeos geotécnicos)

3.3    Estudio geológico-geofísico

Se realizó el análisis de la información del subsuelo proveniente de los sondeos geotécnicos y de los registros eléctricos, las curvas de los registros se correlacionaron con las unidades estratigráficas que componen el subsuelo de esta porción del estado de Tabasco.

Con la información geotécnica se elaboraron 6 secciones geológicas y con la geofísica se elaboraron 4 secciones geológicas más; ambos conjuntos de secciones se apoyaron en los levantamientos geológicos de campo que se realizaron en cuatro diferentes campañas en los últimos 12 meses, los cuales están plasmados en un mapa geológico de detalle (Figura 10); las secciones geológicas reflejan la complejidad de las unidades estratigráficas en el subsuelo en el Municipio Centro, así como las estructuras presentes en él.

3.4    Análisis geoestadísticos

Esta etapa consideró el desarrollo de un algoritmo matemático basado en la teoría de campos aleatorios (Figura 6) para realizar el análisis geoestadístico de las propiedades del suelo (Tenorio, A. et al., 2014). Por medio de la geoestadística es posible analizar y predecir valores de una propiedad distribuida en el espacio o en el tiempo. La geoestadística, a diferencia de la estadística convencional, permite tomar en cuenta la dependencia espacial de los valores a través de la función de autocovarianza o del variograma. Se supone de manera implícita que los valores están correlacionados unos con otros por lo que se toma en cuenta su posición espacial. Intuitivamente esto indica que mientras más cercanos estén situados dos valores están más correlacionados y mientras estén más separados hay menor relación entre estos (Auvinet, 2002).

campo aleatorio analisis geoestadisticos

 

Figura 6. Representación gráfica de un campo aleatorio (Medina, 2001)

Se realizaron análisis geoestadísticos de tres variables aleatorias: contenido de agua, porcentaje de finos y número de golpes (NSPT). A partir de la estimación de perfiles virtuales de las variables mencionadas, se generaron modelos bidimensionales (secciones o mapas de contornos), Figura 7, y tridimensionales (volúmenes o superficies), Figura 8. De igual forma, a partir de los valores de la desviación estándar de la estimación de las diferentes propiedades, se construyeron modelos en 2D y 3D. Estos modelos permiten realizar una fácil interpretación de la distribución espacial de la propiedad analizada y por tanto, en forma indirecta, de los tipos de materiales del subsuelo.

3.5    Caracterización geotécnica

En esta última etapa se interpretó la información resultante del estudio geoestadístico y geológico para delimitar áreas con propiedades geotécnicas similares, es decir, que tengan el mismo tipo y distribución espacial de materiales, cuyas propiedades de resistencia y deformación sean similares y que por ende tendrían un comportamiento mecánico semejante ante un mismo tipo de solicitación. Con base en los resultados se definió una propuesta de zonificación geotécnica.

El estudio de las diferentes propiedades geotécnicas sirvió de base para establecer el criterio de zonificación. En el caso particular del MC, debido a la gran erraticidad en los suelos encontrados en cuánto a su clasificación SUCS y a la relativa homogeneidad en el contenido de agua entre los distintos tipos de suelo, la caracterización geotécnica se atendió de acuerdo a la profundidad a la que se encuentran los estratos competentes (N30>30), principalmente.

modelo 2d del agua estudio geotecnia

 

Figura 7. Modelo 2D del contenido de agua a 25m de profundidad

numero de golpes estudio geotecnia

 

Figura 8. Modelo 3D del número de golpes (SPT)

4    PROPUESTA DE ZONIFICACIÓN

4.1    Zonificación geotécnica

En la Figura 9 se presenta la Propuesta de Zonificación Geotécnica del municipio de Centro, Tabasco, el cual se divide en tres zonas geotécnicas.

Zona I. Se caracteriza por ser la zona más competente del municipio; superficialmente, se encuentran arcillas de alta plasticidad, de consistencia blanda a media. Generalmente, el estrato competente se encuentra máximo a los 10m, donde a partir de ahí subyacen arcillas de alta plasticidad de consistencias muy duras y arenas arcillosas de compacidad muy densa. Se destaca la presencia de arcillas expansivs en algunas subzonas, producto de la intemperización de la lutita.

Zona II. Se caracteriza por ser una zona muy errática; en los primeros 10m, generalmente se observan intercalaciones de arenas arcillosas de compacidad suelta a media y arcillas de baja y alta plasticidad de consistencia blanda a media. El estrato competente es de profundidad variable (entre 11 y 25m) y está compuesto por arenas arcillosas muy densas o, en algunas zonas, por arcillas de alta plasticidad de consistencia muy dura. Se destaca la presencia de arcillas orgánicas o matería orgánica (turba) muy compresibles en algunas subzonas.

Zona III. Se caracteriza por ser la zona relativamente más homogénea y de mayor compresibilidad; pueden encontrarse, hasta los 25.0m de profundidad, potentes depósitos de arcillas inorgánicas y orgánicas de alta plasticidad, de consistencia muy blanda a media. El estrato competente generalmente se localiza a profundidades superiores a los 25.0m. Se destaca la presencia de materia orgánica (turba) muy compresibles en algunas subzonas.

propuesta de zonicifacion geotecnia

 

Figura 9. Propuesta de zonificación geotécnica

4.2    Zonificación geológica

La columna estratigráfica observada hasta el basamento sedimentario marino del Terciario medio está representada por un grueso paquete de sedimentos de origen aluvial, fluvial, lacustre y palustre, los cuales representan el ciclo fluvial del sistema hidrológico Grijalva-Usumacinta.

Estos sedimentos del Cuaternario dominan en la superficie del municipio y hasta profundidades variables que sobrepasan los 200m dependiendo la morfología de la superficie estructural que cubran.

Destaca al sureste del municipio el cerro El Tortuguero constituido por calizas del Oligoceno (Tocz) son de grano grueso y están parcialmente recristalizadas, contienen  corales, pelecípodos y crustáceos característicos de paleo-ambientes de plataforma marina; aunque se encuentran fuera del municipio representan los macizo rocosos más consistentes que se deben prolongar hacia la profundidad debajo de la zona estudiada.

En la zona entre el poblado de Barrancas de Amate y el aeropuerto Carlos A. Rovirosa se encuentra un alto estructural orientado NW-SE compuesto por secuencias arenosas, se trata

probablemente de paquetes de areniscas del Mioceno (TmarAi) que se correlacionan con un miembro arenoso de la formación Amate Inferior, consiste de horizontes de granulometría media a gruesa formadas por granos cuarzo-feldespáticos con abundantes nódulos calcáreos; en las cercanías de Chiquiguao 2da sección se observó en una excavación para un ducto de PEMEX un horizonte fosilífero compuesto casi exclusivamente por fragmentos de conchas.

Debajo de la ciudad de Villahermosa, en la zona más antigua y alta debe encontrarse un basamento arenoso correlacionable con la formación Amate inferior, solo que este se encuentra cubierto hoy por secuencias aluviales y fluviales más jóvenes y por rellenos artificiales que han dado mayor altura y protección a esta zona de la ciudad expuesta a inundaciones de los ríos Carrizal, Mezcalapa y Grijalva, pero este basamento se vislumbra al encontrarnos en una topografía elevada e irregular, como la que representan los sitios en donde afloran las secuencias de esta edad.

Asimismo en el poblado de Tamulté de la Sabanas también se observaron secuencias arenosas correlacionables con aquellas de la formación Amates inferior que definen un ligero anticlinal orientado NW-SE que sobresale apenas de las secuencias palustres que lo rodean completamente.

En la cima de esta secuencia de areniscas, que se detectó también al pie norte del cerro Tortuguero, se encuentra un paquete formado por lutitas de coloración gris a gris azuloso correlacionables con la formación Amate superior (TmluAs), consisten de lutitas blandas de estratificación delgada a masiva, que suelen estar cubiertas por una capa de arcillas endurecidas de la misma coloración que las lutitas y que constituye un suelo residual.

Estas arcillas asociadas a las lutitas Amate superior se detectaron en excavaciones recientes del fraccionamiento Altozano localizado al SW del poblado Barrancas de Amate segunda sección cerca de la carretera a Escárcega, aunque sus afloramientos recién descubiertos no resultan cartografiables; no obstante también se detectaron en algunos sondeos en el subsuelo de Villahermosa y se caracterizan por su relativa elevada dureza, descansando en ambos casos sobre secuencias arenosas de la formación Amate inferior.

Cubriendo estos altos estructurales formados por ondulaciones y ligeros pliegues de las secuencias sedimentarias marinas del Terciario medio, se encuentran los depósitos aluviales, fluviales, lacustres y palustres del Cuaternario. Se detectó entre estos depósitos un horizonte de varios metros de espesor conformado por un limo de coloración grisácea verdosa a ligeramente amarillento con motas de coloración rojiza a púrpura que en ocasiones le da un aspecto moteado.

Este depósito se observó de manera generalizada en las porciones más elevadas de la planicie del municipio, donde esta posición lo preservó de ser cubierto por las secuencias más jóvenes. Dada su persistencia espacial y su aspecto jaspeado característico, diferente a los demás horizontes que conforman los depósitos recientes se identificó de manera preliminar como un material de probable origen volcánico. Esto debido a que las motas púrpuras resultan peculiares y probablemente asociadas a la oxidación de material ferromagnesiano y que la matriz limosa gris verdosa a amarillenta que las rodea asemeja un material pumítico alterado en medio acuoso como el del municipio estudiado. Bajo esta lógica y debido a la relativa lejanía con los volcanes más próximos, se procedió a analizar petrográficamente este material para verificar esta hipótesis. Los resultados de manera sintetizada refieren un material formado por fragmentos líticos asociados a una roca piroclástica de composición intermedia, con plagioclasa, escasos anfíboles y piroxenos, inmersos en una matriz vítrea con abundantes óxidos e hidróxidos de fierro y se presume esté ligado a una erupción piroclástica del volcán Chichonal, dada su distribución especial, por lo que aquí se denominó “Toba Jaspeada Chichonal”.

Las unidades aquí descritas se representaron en la Figura 10, en la cual se puede observar la complejidad de estos depósitos, al provenir de inundaciones y aluvionamientos hasta cierto punto caóticos, al traslaparse, interdigitarse y limitarse mutuamente, así como variar en horizontes correlacionables en cuanto a granulometría y composición dependiendo de la porción del depósito que se trate.

 

5    CONCLUSIONES

El objetivo del presente trabajo fue realizar la zonificación geotécnica del subsuelo del MC, mediante un estudio detallado de las condiciones estratigráficas y geológicas de la zona. Se empleó la Geoestadística como herramienta para el análisis de la distribución espacial de las propiedades geotécnicas (físicas, mecánicas y geométricas) del subsuelo. Como resultado se elaboraron mapas de contornos y modelos 3D. Tomando en cuenta los resultados obtenidos se presentan a continuación las conclusiones de este trabajo.

  • Tradicionalmente, la caracterización geotécnica del subsuelo se realiza mediante exploraciones directas que se representan mediante perfiles estratigráficos, cortes y modelos geotécnicos que generalmente se construyen de forma artesanal e intuitiva, por lo que contienen un grado considerable de subjetividad. Actualmente, se cuenta con nuevas herramientas (informáticas y matemáticas) que permiten obtener información cada vez más precisa acerca de la variación espacial de las propiedades del subsuelo y que ayudan a eliminar la subjetividad con la que comúnmente se elaboran los perfiles geotécnicos y cortes estratigráficos para fines de diseño de cimentaciones. Una de estas herramientas es la Geoestadística, ya que permite evaluar la variabilidad espacial del subsuelo e interpretar de manera racional la información geotécnica disponible y resolver satisfactoriamente problemas como la estimación de espesores de estratos o la distribución espacial de las propiedades del subsuelo en una zona determinada, a partir de la información proveniente de los sondeos geotécnicos disponibles.
  • Los análisis geoestadísticos permitieron elaborar mapas de contornos y modelos 3D de algunas propiedades geométricas, físicas y mecánicas, que muestran de forma clara las condiciones estratigráficas de la zona estudiada, por lo que permite caracterizar áreas de gran extensión con mayor confiabilidad, menor tiempo y menor costo
  • Se destaca que el mapa de zonificación geotécnica aquí propuesto no remplazará por ningún motivo a los estudios de mecánica de suelos necesarios para cualquier obra que se proyecte en el municipio. No obstante, los resultados obtenidos sí podrían emplearse como una herramienta indicativa de las condiciones geomecánicas generales del subsuelo o para las primeras fases de planeación de obras, básicas para definir posibles inversiones. El principal beneficio de contar con un mapa de zonificación es el uso y conocimiento del subsuelo para fines de planeación y prevención para la construcción de obras ingenieriles, e.g. advertir y predecir el comportamiento de cimentaciones y posibles daños estructurales en edificios localizados en zonas de suelos compresibles.
  •  Entre otras implicaciones prácticas directas de disponer de un mapa de zonificación geotécnica se encuentran las siguientes:  la proyección racional de futuras obras con un adecuado ordenamiento territorial, optimizar campañas de exploración geotécnica, advertir la existencia de zonas de peligro geológico lo cual servirá para actualizar el Atlas de riesgo del MC, actualizar el Reglamento de Construcción del MC, establecer normas y criterios de diseño y construcción de cimentaciones y bordos de protección.
 

6    REFERENCIAS

Auvinet, G. (1998). “Geostatistical analysis of the soil data on the site of the Rion Antirion bridge, Greece”. Final report, elaborated for Géodynamique et structure (France), México.

Auvinet, G. (2002). “Incertidumbre en Geotecnia”, Decimosexta Conferencia Nabor Carrillo, Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos, Querétaro, México.

Contreras V. H. (1958). “Resumen de la geología de la parte media del estado de Tabasco y del norte del estado de Chiapas”. Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros.

De la Cruz R. V. y Peña R. H. (1991).  “Informe Geológico No. 948 Zona Sureste. Prospecto Villahermosa”. Petróleos Mexicanos.

Espinosa L. (1976). “Características geológicas e ingenieriles del subsuelo de las áreas urbanizadas de Villahermosa, Tabasco”. Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos. México.

H. Ayuntamiento Constitucional de Centro, Villahermosa, Tabasco (1995). “Reglamento de Construcciones para Municipio de Centro”, Periódico Oficial No. 5469, 4 de febrero del 1995.

INEGI (1983). Carta geológica Villahermosa, escala 1:250000, clave E15-8.

Medina, Z. (2001) “Interpretación Geoestadística de Campañas de Reconocimiento del Subsuelo”, Tesis de Maestría, DEPFI, UNAM, México.

Tenorio, A. (2013). “Aplicación de la Geoestadística a la Caracterización geotécnica del subsuelo de la Zona Central de la Ciudad de México”. Tesis de Maestría, Posgrado en Ingeniería, UNAM, México.

Tenorio, A., Arzola, I.E. y Martínez, C (2014). «GeoEsoil. Geoestadística para sondeos geotécnicos». Programa de computadora (RPDA, 03-2014-040212460100-01). México.

propuesta de zonificacion geologica

 

Figura 10. Propuesta de zonificación geológica

Héctor A. DE LA FUENTE, Director General de Soilsolution, SA de CV y Mario A. SÁNCHEZ, Director de Operaciones de Soilsolution, SA de CV.


¿Necesitas reducir el drama?


Comments are closed.